Entradas

No 25 "Momentos Inolvidables: Memorias de un Empleado Bancario"

Imagen
¡Ah, los recuerdos nostálgicos que nos traen los cambios en el camino de la vida! En el año 1977, “ La Banque Nationale de Paris” se transformó en el “Banco Mercantil”, marcando el inicio de una nueva era para todos nosotros. Para algunos, este cambio pudo haber sido simplemente un giro en el nombre de la institución, pero para mí, fue mucho más que eso. El nombre francés del banco, con su elegancia y su encanto exótico, siempre había sido una  premonición de aventuras en tierras lejanas. Soñaba con algún día caminar por las calles empedradas de Montmartre París, sumergirme en la cultura y el idioma que tanto me fascinaban. El francés era como una melodía que fluía naturalmente en mi mente, mientras que el idioma inglés, con todos sus giros y matices, había sido una batalla constante. Así que cuando el” Banco Nacional de París” se convirtió en el Banco Mercantil, sentí un pellizco de nostalgia en mi corazón. Era como si una puerta se cerrara en una parte de mis sueños, pero al mismo ti

No 24 "El Mensajero de Sueños: Mi Primer Empleo en un Banco"

No 24 "El Mensajero de Sueños: Mi Primer Empleo en un Banco" Con la mirada perdida en el horizonte de la nostalgia, me sumerjo en divagaciones y recuerdos que arrugan mi piel y mi corazón. Era el año setenta y cinco, cuando yo aún era un soñador, iluso, romántico e ingenuo de profesión. No me buscaban para grandes hazañas ni para cambiar el mundo. ¡No! Mi destino era más modesto: solo servía para donar sangre y empujar carros. Mis sueños, esos gigantes que habitaban mi mente, eran como cometas desbocados. Los perseguía con la misma pasión con la que un niño corre tras una mariposa. ¿Quién iba a decir que aquel que ya abandonaba con donaire su época de sardino de 23 calendarios, mal asimilados y vividos a “la guachapanga” y “el descachalandre,” se vería envuelto en un giro inesperado? *Tras haber participado en la campaña del Dr. Álvaro Gómez, candidato presidencial de ese año 74, las puertas de una institución financiera finalmente se abrieron. Conseguí un trabajo formal grac

No 23 “Los años setenta: "Caminos Entrelazados: Un Relato de Sueños y Desafíos"

Imagen
"Sinfonía agridulce de juventud, amor y emprendimiento” Los años setenta irrumpieron en mi vida como una melodía discordante, una mezcla de agitación y melancolía que marcaría mi destino. En medio de esta agitación, eventos como el Festival de Ancón en 1971 contribuyeron a la propagación del consumo de cannabis y la contracultura. Aunque inicialmente era visto como una moda, sentó las bases para el narcotráfico y la violencia asociada. Medellín vivió una transformación profunda, con la migración del campo, la crisis industrial, los movimientos sociales y la emergencia de la economía ilegal del narcotráfico. Una época de cambios radicales. Saliendo de mi primer amor inolvidable, caí en el mundo bohemio de la música y amoríos fugaces. El licor, las mujeres, la parranda y el amor se entrelazaron, ofreciéndome un bálsamo a mis penas. Sonreía por determinación, no por alegría genuina. Aposté a nunca sucumbir al dolor, pero tuve que hacerle trampa, no tenia mas que hacer que seguir ad